¿Qué es la reputación digital?

Es oportuno empezar por una definición clara sobre reputación. En el diccionario español de María Moliner, la reputación aparece como el juicio que tiene la gente en general sobre la moralidad de otra. Desde una perspectiva más normativa, la reputación es definida en el diccionario de la lengua española de la Real Academia Española como la opinión o consideración, como el prestigio o estima en que tienen alguien o algo.

Por consiguiente, podemos definir la reputación como la credibilidad, moralidad, fiabilidad y coherencia que se tiene de una persona, institución o empresa. La reputación no puede ser controlada sólo por el propio sujeto, ya que se construye a partir de las percepciones que forman una opinión, y valoración de otros, a partir de las decisiones y comportamientos morales, éticos o profesionales.

Asimismo, podemos mantener que la reputación es una construcción social, al tener un matiz evidente público. Es una realidad que la reputación no está bajo control de manera absoluta, ni siempre ni por completo, aunque sí se puede gestionar en la medida en que se construyan de manera adecuada esas percepciones a partir de hechos relevantes para la opinión pública.

Por otro lado, una propuesta de reputación digital de una marca o figura representativa es el resultado de lo que los clientes, exclientes o empleados dicen, escriben y transmiten a otros en cualquier parte de internet a partir de sus percepciones y experiencia en cualquier momento de su relación, directa o indirecta, con esa marca o figura representativa.

Los responsables de las marcas deben decidir si se deja que esa reputación digital como creación colectiva de los consumidores sociales u opinión pública fluya sin control alguno de forma espontánea en buscadores como Google, o ejercen su responsabilidad en la conformación de esa reputación digital.

En la actualidad ha crecido la visibilidad de los errores o fallos de personas o marcas y eso determina su reputación digital. Que el coste de oportunidad derivado de una mala reputación digital de una marca o figura representativa, no se traslade siempre directamente a una cuenta de resultados no significa que no tenga importantes efectos en ella. Por eso, en esta era interactiva, el posicionamiento en buscadores, la reputación digital, el uso de las redes sociales, entre otras estrategias, juegan un papel fundamental en el marketing digital de las empresas.

¿Qué puede hacer una agencia o consultora de reputación digital?

Todas nuestras acciones de marketing deben comenzar con unos objetivos y continuar con un plan estratégico. Una vez definida la estrategia, tenemos que comprobar si se han cumplido los objetivos propuestos en el plan y, si no es así, analizar qué cambios debemos hacer para conseguir los objetivos fijados al principio. A continuación, facilitamos algunas técnicas esenciales de marketing digital en las que podemos dividir nuestra estrategia de reputación digital:

SEO

consultora reputacion digital

Google es el buscador número uno a nivel mundial y la principal herramienta de búsqueda de información sobre una marca o figura representativa. Por eso, los primeros resultados de Google son el mejor escaparate para impulsar cualquier negocio y ganar clientes. Es vital que, a la hora de realizar una búsqueda sobre una figura representativa o marca, los resultados de la primera página de Google sean positivos y no dañen la imagen de la persona o marca en cuestión.

Por otro lado, la credibilidad y la reputación de nuestra marca se verían seriamente afectadas si no obtenemos una buena visibilidad en buscadores. El sitio oficial de la marca o de la figura representativa deberían estar en las primeras posiciones de Google, si bien eso es lo más básico.

El SEO (Search Engine Optimization) hace referencia al posicionamiento orgánico o natural (no pagado) en las páginas de resultados de los buscadores (SERP). Las técnicas SEO más efectivas se desarrollan principalmente sobre el cumplimiento de los estándares web y normas de usabilidad en el sitio, la creación constante de contenido original de calidad y la generación de enlaces entrantes (backlinks) desde sitios de autoridad afines a nuestra temática; a lo que habría que añadir la difusión de nuestros contenidos en las redes sociales. También será importante el nombre del dominio elegido y las palabras claves incluidas.

Marketing de contenidos

Actualmente, el marketing de contenidos es uno de los pilares fundamentales del SEO orgánico para llevar a cabo una estrategia de reputación digital. Dado que las personas utilizan internet fundamentalmente para encontrar información, la generación de contenido original de utilidad en torno a nuestra figura representativa o marca será la mejor forma de atraer visitantes y clientes al sitio web de la marca o la persona, al tiempo que nos posicionamos con autoridad en el sector que nos interese.

Para lograr estos objetivos y mejorar la reputación digital, la mejor acción será asociar a la web de la empresa o figura representativa, un blog corporativo alimentado con contenidos de calidad actualizados a diario. Dichos contenidos deben aportar valor informativo que complementen y amplifiquen la visión sobre la figura representativa o marca: información sobre la marca, sus servicios, infraestructuras, proyectos, trayectoria profesional y novedades.

Si contamos con un sitio web o blog bien posicionado en la primera página de Google, ofrecemos al usuario una imagen de confianza y credibilidad y mejoramos la reputación digital de la marca o figura representativa. Es aconsejable añadir en el sitio web valoraciones positivas, opiniones de clientes y reconocimientos, así como una sección a modo de sala de prensa que incluya noticias que avalen la trayectoria profesional, artículos o entrevistas que hagan referencia a nuestra marca o persona en cuestión.

La creación de contenido interesante para los usuarios, es una gran ventaja competitiva que nos ayudará no solo a captar el interés de los potenciales clientes sino a escalar posiciones en las páginas de resultados de los motores de búsqueda y mejorar la reputación digital del cliente.

Al final, la reputación digital es difícil de crear, pero muy fácil de perder. En la formación de una imagen pública influyen numerosos factores, ya que en la actualidad los instrumentos sociales presentes en internet amplifican los efectos positivos o negativos respecto a la misma.

Criterios de selección de una agencia o consultora de reputación digital 

El negocio de las consultoras de reputación digital es un área en crecimiento, debido a la gran cantidad de consultoras con presencia en internet y el aumento de los servicios de marketing digital para empresas y particulares. Es una realidad, que existen clientes que contratan o se plantean contratar un servicio de estas características porque tienen un problema y desean una solución rápida. Pero lamentablemente, las cosas no suceden así.

El marketing digital está formado por muchas piezas en constante cambio que hacen que sea muy complicado realizar un diagnóstico clínico acertado y mucho más complicada una solución mágica cuando nos referimos a estrategias de reputación digital.

A la hora de contratar una agencia o consultora de reputación digital, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Testimonios y referencias: No dudes en preguntar directamente por referencias sobre la consultora de reputación digital elegida, bien a otros clientes o directamente a alguno de sus empleados. Esta información sin duda es la más valiosa de todas a la hora de elegir una consultora de reputación digital.
  • Trabajos realizados y experiencia. Antes de seleccionar una consultora de reputación digital es muy importante contrastar su portfolio de clientes y proyectos.
  • Posicionamiento frente al resto de consultoras de reputación digital, cuál es el rasgo diferenciador de cada una y evolución de la empresa en los últimos años.
  • Equipo humano (experiencia, estudios, trabajos previos).
  • Estrategia de comunicación y promoción: analizar la forma en la que promueven sus servicios, sus acciones de marketing. Puede ser un buen indicador de su nivel de calidad y resultados.
  • Nivel de tecnificación e innovación que aplica en sus proyectos: Es muy importante y necesario en una consultora de reputación digital, que domine las últimas tendencias y herramientas de reputación digital, para poder llevar a cabo tu proyecto con las mayores garantías de éxito.

Top Position, una consultora con más de 10 años de experiencia en reputación digital

En Top Position somos especialistas en gestionar la reputación digital, contamos con herramientas específicas y lo más importante, una dilatada y exitosa experiencia y un largo historial de logros mejorando la reputación digital de personalidades, marcas y empresas de primer nivel.  Póngase en contacto con nosotros (enlace a formulario de contacto) si busca a especialistas.