Los factores que influyen en el posicionamiento SEO o posicionamiento en buscadores están en constante cambio y, como era de esperar, 2020 ha llegado cargado de novedades en este ámbito.

El 95% de los usuarios que realizan una búsqueda en Google no pasa de la primera página de resultados del buscador. Por lo tanto, cuanto más sepamos sobre estos nuevos cambios y los pongamos en práctica en nuestras estrategias, mejor valorados estaremos por Google y conseguiremos mejores posiciones.

Si 2019 ya estuvo marcado por los cambios en el algoritmo de Google, este año las actualizaciones serán aún más rápidas y potentes, e introducirán nuevas formas de combatir el Black Hat SEO y responder lo mejor posible a las búsquedas de los usuarios.

Estos son algunos de los puntos que debemos tener en cuenta en 2020:

  • Calidad del contenido: Un año más, el contenido sigue siendo el rey. El objetivo principal de Google es satisfacer al usuario. Por ello, uno de los factores a los que más importancia da en el SEO es el contenido de calidad. Con esto nos referimos a textos que sean relevantes para el usuario, contenido de valor. Debemos tener en cuenta también la estructura y la facilidad de lectura. Los formatos sencillos de consumir, como las entradas en un blog o las infografías nos ayudarán a contentar a Google. Además, publicar un contenido de calidad nos servirá también en nuestra estrategia de linkbuilding, ya que incentivará el número de webs que nos enlazan.
  • Actualización del contenido: Actualizar los contenidos más antiguos podría mejorar el posicionamiento, ya que Google tiende a mostrar las entradas más actualizadas en sus primeros resultados.
  • Del NLP al NLU. En octubre de 2019, Google lanzó BERT (Bidirectional Encoder Representations from Transformers) en un paso más desde el Natural Language Processing (NLP) al Natural Language Understanding (NLU), un concepto más cercano a la comprensión del lenguaje natural tal como lo hacemos los humanos. Este nuevo sistema se acerca a una comprensión del texto más acertada teniendo en cuenta el significado de cada palabra en el contexto en lugar de procesarlas de forma lineal.
  • Backlinks. Siguen estando entre los factores más importantes para el posicionamiento. Cuantos más enlaces lleven a tu web, más confianza generará en Google, ya que entiende que el contenido es relevante para muchos. Sin embargo, parece que enlazar hacia otros dominios de relevancia ya no tiene tanta importancia.
  • Más Schema. Hoy podemos elegir entre más del triple de schemas que en su lanzamiento en 2011.
  • Los snippets cobran más importancia. Este año probablemente nos encontraremos con nuevos formatos de resultados destacados y un mayor control sobre el tipo de página y el resultado destacado.
    Los featured snippets aportan mayor visibilidad a la web y por eso son tan deseados. Sin embargo, Google no ha dado indicaciones claras de cómo lograrlos, pero es imprescindible que el contenido esté muy bien optimizado.
  • Aún más búsquedas por voz. Según los datos de Google, el 20% de las consultas que se realizan desde teléfonos móviles son de voz, y la cifra va en aumento. Es importante tener en cuenta que no nos comunicamos de la misma forma por escrito que oralmente, algo que afecta al SEO. Para obtener el mejor posicionamiento en las búsquedas por voz, hay que trabajar el AEO (Answer Engine Optimization), una parte del SEO.
  • Mayor peso del comportamiento y la experiencia de usuario. Desde hace un tiempo, Google tiene muy en cuenta la velocidad de carga de las páginas, que no debe ser superior a 3 segundos, como factor de posicionamiento. En este sentido, también ha convertido la carga en móvil en un factor fundamental.
    Además de velar por la experiencia de usuario, Google cada vez le da más importancia a la accesibilidad web, es decir, a facilidades que damos al usuario con limitaciones físicas o intelectuales. Para mejorar esta parte, podemos utilizar transcriptores de voz o lectores ópticos OCR para aumentar el tamaño de la letra, entre otros.
  • Buscadores verticales. Para no limitarnos a Google, es recomendable pensar en otros buscadores como Youtube o Amazon. Trabajar el posicionamiento en plataformas de vídeo ayudará a visibilizar la marca, mientras que marketplaces como Amazon nos ayudarán a aumentar nuestras ventas. El posicionamiento en Amazon tiene algunos puntos en común con el posicionamiento en buscadores generalistas, pero influyen otros factores como el precio o las valoraciones positivas. Cuantas más reseñas positivas y más ventas, mejor posicionamiento obtendremos.

Si estás pensando en poner en marcha un plan de posicionamiento SEO este año, puedes dejarlo en nuestras manos. Nuestra consultora de marketing digital en Madrid cuenta con más de 10 años de experiencia. Hemos trabajado en distintos sectores y conocemos todas las tendencias del marketing digital. Si quieres más información o necesitas un prespuesto, ponte en contacto con nosotros.

 

Rate this post