Qué es un plan estratégico de contenidos y su importancia 

Cuando hablamos de un plan estratégico en redes sociales, nos referimos a un plan de actuación que define claramente los objetivos que queremos perseguir y conseguir en las redes sociales, y las acciones que vamos a emplear para llegar al fin que previamente hemos establecido.

Es muy importante, que el plan estratégico de social media cuente con las siguientes características:

  • Cuantitativas: Hay que traducir en datos los objetivos que queremos conseguir
  • Elección de las RRSS: Tenemos que definir cuáles serán las redes sociales que nos vamos a valer para realizar las acciones pertinentes.
  • Espacio de tiempo: Debemos definir el plazo en el que ejecutaremos dichas acciones
  • Planificación: Tenemos que indicar concretamente y bien detallado las tareas que se van a llevar a cabo.

plan estrategico en redes sociales

Además, debemos establecer una revisión quincenal o mensual, según el plazo que hayamos establecido en el plan, para ir analizando los resultados que vamos obteniendo y comprobar la efectividad de las acciones. La medición y el control es importante para ver que, si algo no funciona, modificarlo también y evitar un obstáculo para lograr nuestro objetivo.

Auditoría de las redes sociales 

Lo primero que tenemos que hacer es conocer la situación actual en la que se encuentra nuestras redes sociales. Para poder determinar correctamente en qué punto estamos, procederemos a realizar una auditoría de social media donde vamos a analizar los siguientes aspectos:

  • El contenido de nuestras redes sociales
  • El número de seguidores y la evolución de cada red social
  • Nuestro canal social con más engagement
  • La media del alcance de nuestras publicaciones y la frecuencia de las mismas
  • El canal social que nos trae mejores y peores resultados
  • Los contenidos que mejor funcionan
  • Cuál de todas las redes sociales es susceptible para alcanzar los objetivos

Análisis de la estrategia de la competencia

Una vez que hemos realizado la auditoría de nuestras cuentas de social media, el siguiente paso es analizar a nuestra competencia. Desde Top Position, recomendamos estudiar a más de un competidor y no sólo ceñirse en uno en concreto o en el mayor competidor. Es aconsejable escoger a dos o tres competidores para conocer bien las acciones de las que se valen, cuándo y el tipo de publicación.

Emplearemos las mismas variables que en nuestra auditoría. No se trata de copiar sus ideas o contenidos. Consiste en observar qué es aquello que mejor les funciona para que, a raíz de ello, nos sirva de modelo y podamos inspirarnos en la creación de los contenidos.

Es muy importante conocer el plan de actuación de la competencia para poder gestionar correctamente tus redes sociales

DAFO de mis redes sociales con respecto a la competencia

Es en este punto donde tendremos que plasmar las conclusiones sacadas de nuestra auditoría de redes sociales, en un análisis DAFO. Es por eso, por lo que procederemos a analizar, tanto los factores internos como los factores externos.

DAFO estrategia en redes sociales

  • Factores internos:
    • Fortalezas: Destacaremos lo que hacemos mejor con respecto a nuestra competencia y nuestro valor diferencial
    • Debilidades: A diferencia que el punto anterior, determinaremos cuáles son aquellos contenidos que peor funcionan en las redes sociales
  • Factores externos:
    • Oportunidades: Debemos plantearnos cuestiones como cuáles son las tendencias del sector, si existe una red social en la que mi competencia no tenga presencia y puede servirme como una oportunidad; o cuáles son los factores del entorno que pueden sernos de utilidad.
    • Amenazas: Entrarán en juego variables como los factores que pueden dificultar la consecución de nuestros objetivos.

Tras sacar conclusiones, a la hora de elaborar el plan estratégico en redes sociales, idearemos acciones que pueden reforzar nuestras fortalezas e intentar disminuir nuestras debiliaddes.

Análisis del público objetivo

Si no tenemos claro cuál es nuestro público objetivo, difícilmente podremos crear un plan estratégico en redes sociales. ¿De qué sirve hacer una campaña, por ejemplo en Twitter, si no hemos determinado el target y, por tanto, desconocemos nuestra audiencia?

Podemos tener multitud de objetivos, pero no todos los seguidores son de interés o, por el contrario, no a todos los seguidores les interesa nuestro contenido. De ahí la importancia de identificar bien nuestro público para poder segmentar correctamente las publicaciones.

Es importante analizar los siguientes factores:

  • La edad y el sexo del buyer persona
  • Dónde se encuentra tu público objetivo
  • De qué habla tu audiencia, sus intereses y el tipo de contenido que les gusta consumir
  • Frecuencia en la que interaccionan
  • Periodos del día donde interactúan

Recursos disponibles

Cuando creamos un plan estratégico en redes sociales, es fundamental tener en la mente varios recursos para ver la envergadura de nuestra estrategia:

  • Recursos económicos: Hay que tener en cuenta los recursos económicos que tenemos a nuestra disposición para analizar si es suficiente en la ejecución de la estrategia. Dependiendo de la capacidad y del presupuesto que se fije, se podrá hacer más o menos campañas de publicidad en redes sociales
  • Personal: Aparte del factor económico, tenemos que tener en cuenta el personal necesario para poder poner en acción la estrategia. En todo este proceso, hay que determinar cuál va a ser el personal necesario para hacer frente a las acciones que estamos esbozando.

Determinar las redes sociales

Tras haber realizado la auditoría de nuestros canales social media, analizado las redes sociales de la competencia y estudiado nuestro público objetivo, es momento de decidir en qué redes sociales queremos estar presentes y focalizar nuestras acciones.

Una mala práctica que suele cometerse a menudo es comenzar a abrir diferentes perfiles sociales sin conocimiento y sin haber realizado un estudio previo competente. ¿Qué utilidad tiene crearte una cuenta de Instagram si tu target no se vale de dicha red? El análisis del público objetivo y competencia evita caer en este tópico y ayuda a focalizarnos en las redes sociales susceptibles de lograr los objetivos planteados.

Definir objetivos y calendario editorial

Ha llegado el momento de establecer los objetivos de una manera realista según los resultados obtenidos en el DAFO, el público definido y concretado los perfiles de las redes sociales.

La definición de los objetivos es primordial para que nuestro plan estratégico en redes sociales sea un éxito. Gracias a ellos podrás ir viendo en el transcurso del camino si tu estrategia está funcionando o si, por lo contrario, hay que reajustar para conseguir lo que se busca.

Hay que distinguir entre los objetivos de marketing y los objetivos propios. Estos son los objetivos que establecemos para crecer a nivel empresarial, mientras que los objetivos de marketing son aquellos por los cuales definimos nuestra estrategia. Son muy similares a todas las empresas que están presentes en los distintos canales. Entre ellos cabe destacar:

  • El incremento de notoriedad: Aquí se persigue que nuestra marca cada vez sea más conocida en las redes sociales.
  • Fidelización de la marca: es uno de los objetivos más perseguidos por aquellos que recién están comenzando su negocio.
  • La construcción de una comunidad: Poco a poco iremos sumando seguidores fieles al esquema que hemos predeterminado.
  • El crecimiento del engagement: participación del público con los contenidos que publicamos.
  • La captación de clientes potenciales a través de nuestros canales social media
  • El aumento del tráfico a la web en cuestión
  • Alimentación y crecimiento de la base de datos

Una vez establecidos los objetivos, se procederá a la creación del calendario editorial. A través de él, tendremos claro qué es lo que se tiene que publicar, cuándo, en qué perfil social y quién será la persona responsable de llevarlo a cabo.

Tras tener el plan estratégico de redes sociales definido, se recomienda elaboración un calendario editorial mensual. Aquí estableceremos los objetivos a menor escala para que, cuando lleguemos al final de nuestra estrategia, logremos conseguir el objetivo de gran envergadura que hemos establecido anteriormente.

Necesidad de promoción de contenidos

Ya tenemos a nuestra disposición la creación de contenidos y su publicación. El siguiente paso es la difusión. Por mucho que se haya creado previamente contenido atractivo, si no se promociona como es debido, la presencia va a ser escasa. Por ello, si quieres potenciar la visibilidad, es necesario promocionar los contenidos, sobre todo si se trata de un lanzamiento de una nueva marca. Es una acción muy útil para lograr un impacto más rápido.

Lo más idóneo es combinar la promoción en las redes sociales que previamente hemos establecido como perfiles foco del negocio, con las publicaciones orgánicas. La proporción adecuada de ambos se basará en función de la fase en la que se encuentre tu negocio.

Medición de resultados

La medición es la base de cualquier estrategia porque después, se tendrá que calcular la rentabilidad de esos contenidos. De nada sirve estar en continua creación si luego no se recupera la inversión que hemos realizado al inicio.

Por ello, tras tener claro los objetivos, la audiencia a la que queremos llegar, las estrategias y acciones que vamos a emplear, es el momento de definir cuáles son las métricas que utilizaremos para medir el rendimiento de nuestro plan estratégico en redes sociales.

No podemos limitarnos únicamente a ver la evolución de las interacciones, de cuántas veces se ha compartido una publicación, cuantos likes ha habido, aumento de seguidores etc. Hay que hacer una evaluación cualitativa al respecto. Tenemos que comprender por qué un contenido en concreto se compartió más veces que otro. Cuál fue el momento en el que más se compartió, qué tipo de perfil fueron los responsables y, muy importante, a través de qué canal.

Una vez elaborado todo el plan estratégico, hay que empezar a ejecutarlo y cumplir los plazos. Es por eso, que cuando nos sentamos para comenzar a diseñar dicho plan, nos establecemos una serie de metas y objetivos realistas, teniendo en cuenta todos los factores que hemos citado anteriormente. El éxito de las campañas en redes sociales va ser en gran medida gracias al desarrollo de un plan estratégico veraz.

Por eso, es necesario dedicarle el tiempo oportuno y los cinco sentidos. Las prisas no son buenas, y menos si se trata de un plan de tal envergadura como es el de las redes sociales, un canal que actualmente tiene a su disposición millones de usuarios diarios en cada uno de los distintos perfiles existentes y cuya característica principal es la inmediatez y la rapidez de las interacciones.

Así, para desarrollar un buen plan estratégico en redes sociales, se debe contar con especialistas que tengan un conocimiento global de todos los perfiles sociales y dispongan a su vez, de una capacidad analítica para poder medir los resultados correctamente.