Una vez analizado el mercado, las palabras clave principales, su sitio web y el de sus competidores mejor posicionados, así como los factores internos, pasamos a implementar la estrategia SEO de optimización.

Habrá entonces que incidir en los factores principales que pueden mejorar, cambiándolos para lograr mejores posiciones.

Por ejemplo, habrá que optimizar dentro de su sitio web el uso de las distintas etiquetas –etiqueta de título, etiqueta descripción, etiqueta palabras clave, etiqueta Alt- y el contenido.

Es importante considerar también que esta implementación debe ser muy cuidadosa. Si al llevarla a cabo se dejan de respetar los criterios establecidos como legítimos por Google o los otros buscadores, se corre un riesgo elevado de sufrir penalizaciones o incluso ser excluidos del buscador en cuestión. Salir del índice de Google –y por tanto no aparecer en ningún resultado de búsquedas- es una experiencia dolorosa para cualquier sitio web.

business_1-01

¿Cómo podemos ayudarle?

Si quiere ampliar la información o solicitar un presupuesto personalizado, póngase en contacto con nosotros.