La usabilidad es uno de los aspectos más determinantes del proceso de compra, por lo que mejorarla en tu comercio online, permitirá aumentar tus conversiones, así como la satisfacción de tus compradores.

Por ello, en Top Position te aconsejamos cómo mejorar la usabilidad de tu tienda online.

  1. Comprar sin necesidad de registrarse

En cierta manera, todos estamos algo obsesionados con conseguir que nuestros usuarios se registren en nuestra web, para obtener sus datos y poder realizar acciones de márketing posteriormente. Pero los procesos de registro acaban siendo bastante pesados para el usuario y en muchas ocasiones pedir datos que no son realmente necesarios o crear registros demasiado extensos pueden hacer que el usuario no termine su registro y abandone la web.

Muchos usuarios puede que solo tengan en mente hacer una compra en tu web y no quieran volver a ella, quizás porque vendemos productos que no son de su interés; por lo que hacerles pasar por el proceso de registro puede hacerles dudar de si realizar la compra en tu tienda online o en otro lugar. Para estas ocasiones, siempre es interesante permitir realizar compras en modo `invitado´, sin realizar el proceso de registro normal. Integrar Facebook Connect o Google Checkout, también puede ser una buena opción para agilizar estos procesos.

Si detectas que el usuario vuelve a tu tienda online después de esta compra, es el momento oportuno para facilitarle el proceso de registro, `recordándole´ los datos que ya introdujo y pidiéndole solo los que te falten para completar el registro.

  1. Registros simples

¿Qué información necesitas de tus usuarios? A la hora de registrarse, con un email y una contraseña, suele servir para realizar cualquier actividad.

Si, posteriormente quieres enviar al usuario un producto, permítele añadir su dirección a su agenda de direcciones, pero hazlo en el momento adecuado. Tendemos a pedir información de más (género, edad, etc.) que por lo general no aporta valor añadido al negocio, pero si aumenta las probabilidades de que el usuario no complete el registro. Dedícale un buen tiempo a plantearte qué información necesitas realmente y en qué momento debes pedírsela a tus usuarios.

  1. Identificar al usuario dónde está en cada momento

La navegación con breadcrumbs es algo que existe en todos los grandes comercios online, y es que resulta muy útil conocer en qué paso te encuentras del proceso de compra, y cuáles son los pasos siguientes.

Esta herramienta también le permite a tus usuarios volver fácilmente a pasos anteriores. Aplicar este tipo de técnicas de navegación no es algo complejo, por lo que con un esfuerzo relativamente pequeño, estarás ayudando bastante a tus usuarios a completar sus procesos de compra.

  1. Seguridad para tus usuarios

Aunque la percepción de los usuarios acerca de la seguridad en tiendas online va cambiando año tras año, todavía existen reticencias a la hora de comprar online, especialmente si la tienda que estamos viendo no nos inspira cierta confianza.

Refuerza su confianza con tu tienda online, con algo que resulte común para ellos y que también transmita confianza, como pueda ser un certificado SSL de una compañía de reputado prestigio o con un número de teléfono bien visible donde puedan llamar para realizar consultas.

  1. Confirmación

La confirmación en las compras es un paso totalmente necesario para conseguir que nuestro e-commerce sea lo más usable posible. Reafirma a los usuarios de su compra, y también te permite reducir el número de devoluciones, o de quejas/preguntas por culpa de clientes confusos.

Para lograr una confirmación efectiva, debemos tener en cuenta estas 3 partes:

  • El último paso del proceso de compra debe ser un paso de confirmación de pedido. Debemos mostrar toda la información relacionada con el pedido, para que el usuario confirme que realmente vamos a entregarle lo que él quiere y con los costes correctos. Por ello, es importante no olvidarnos de ofrecer un resumen económico, con el precio total a pagar, incluyendo transporte, impuestos, etc.
  • Una vez se ha confirmado el pedido, debemos mostrar al usuario algún tipo de confirmación oficial de pedido, con un número de pedido, que puedan guardar o imprimir, y al que referirse en futuras comunicaciones. Una copia de esta confirmación debe ser enviada a tus clientes, para que les quede constancia del pedido.
  1. Búsquedas

Cada e-commerce debería contar con una caja de búsqueda bien visible, preferiblemente situada en la parte superior derecha de la web. Dicha caja debería permitir a los usuarios que introducir sus inquietudes de forma rápida y simple.

Si cuentas con un catálogo muy extenso, deberías plantearte la búsqueda `faceteada´, que permite ir filtrando por categorías y atributos, de forma que tus clientes puedan encontrar más rápidamente lo que buscan.

  1. Especificar productos relacionados

Si mostramos productos que están realmente relacionados (por ser alternativas de compra, o productos complementarios), estaremos ofreciendo un servicio de valor añadido a nuestros clientes, que además nos permitirá aumentar el valor medio de nuestros pedidos.

Por ejemplo, si uno de nuestros usuarios está viendo una consola, el mostrarle asociados los juegos más vendidos para esa consola, le estará ayudando a tomar una decisión que seguramente tenga que tomar, acelerando así el proceso de compra, y guiando al usuario en un proceso de decisión.

  1. Call to Action

No hay que subestimar el poder de los botones call-to-action, ya que si diseñamos botones efectivos para `Añadir al carrito´, o `Registrarse´, podemos aumentar las conversiones y mejorar la usabilidad de tu sitio.

A la hora de diseñar estos botones, debemos tener en cuenta aspectos tan diversos como su tamaño, color, fuente, el texto de los botones, posicionamiento, etc. Estos botones han de ser suficientemente grandes como para atraer la atención, pero sin pasarnos. Han de ser claros, y lo suficientemente grandes como para poder clicarlos sin dificultad.

  1. Evitar cargos ocultos

Para un comprador, es muy frustrante ver que un producto que en la tienda vale 10€, se transforma en un pedido de 20€ o más, al añadirse el IVA, gastos de transporte, etc.

Intenta que tus clientes tengan claro, cuanto antes, el precio total del producto. Indícales cuál es el precio con IVA incluído (salvo que tu target sean otros negocios), e intenta determinar los posibles costes de envío cuanto antes. Si es un usuario recurrente, puedes utilizar la información de los envíos previos para hacer una estimación de los gastos de transporte. Si tienes una política de quitar los gastos de envío a partir de una determinada cantidad, anima a los usuarios que estén cerca de cubrir ese mínimo a que añadan otros productos que complementen su compra para que se ahorren esos costes adicionales.

  1. Carritos accesibles

Por último, el acceso al carrito siempre debe estar accesible. Piensa en la frustración de aquellos usuarios que, después de añadir una serie de productos al carrito, no son capaces de encontrar en tu web el acceso al carrito para terminar su compra. Son clientes realmente dispuestos a pagar por los productos que quieren, por lo que si no encuentran fácilmente el acceso al carrito, estarás perdiendo ventas que tenías ya ganadas.

Vota