¿Qué es la reputación digital?

La reputación digital, también llamada reputación online se define como el prestigio de una persona o marca en internet. Dada esta definición, queda claro que nadie controla la totalidad de su reputación digital, pero sin duda puede y debe gestionarse.

En Top Position nos especializamos desde 2008 en la gestión de la reputación digital (GRD), online reputation management (ORM) en inglés. Mejoramos la reputación digital de personas y marcas, con herramientas y sistemas propios.

Lo primero es distinguir qué tipo de reputación hay que mejorar.

reputacion_corporativa

Reputación digital personal (RDP)

La reputación digital personal (RDP) se refiere al prestigio que tiene una persona en Internet.

Para comenzar una campaña de gestión de reputación digital personal (GRDP) hacemos un análisis de la situación de partida. Mediante herramientas específicas que hemos desarrollado auditamos cuál es la reputación de esa persona en internet.

Buscadores

Sin duda, los resultados de búsqueda asociados con una persona en Google son uno de los elementos clave de la GRDP.

¿Por qué? Muy sencillo, porque hace tiempo que las personas se fían más de los resultados de búsquedas en Google que de los medios tradicionales, como indican varios estudios, éste por ejemplo.

En la mejora de la reputación de los buscadores hay que centrarse en la primera página, porque según nuestra experiencia y numerosos estudios, muy poca gente va más allá de la primera página.

Una de las partes de la auditoría GRDP nos dirá cuál es la situación de partida en esa primera página de Google. Analizamos la reputación actual pero también la vulnerabilidad. Es decir, es posible que una persona tenga una buena reputación en la actualidad, pero su primera página sea altamente vulnerable, de forma que una crisis futura, un evento futuro negativo -típicamente una noticia negativa- o el azar deteriore con facilidad su reputación si no se toman medidas preventivas.

La metáfora sería la de un terremoto o maremoto. Si el edificio es sólido, el maremoto provocará un tsunami que lo dañará, pero no lo arrasará por completo. Si el edificio no está preparado, el tsunami lo destruirá por completo, y entonces será necesario mucho tiempo y dinero para la reconstrucción. Porque debemos entender que la reputación digital, como muchos otros aspectos de Internet, se gestiona en el medio y largo plazo.

La auditoría también debe analizar cuál es la reputación de la persona en los comentarios de noticias, foros, así como las menciones en las diferentes redes sociales.

Reputación digital corporativa (RDC) y reputación digital de marca (RDM)

Tener una buena reputación digital es fundamental para una empresa o marca.

ayudará a crear confianza en sus usuarios y posibles clientes. En este sentido, podrían mejorar sus ventas. Para conseguirlo es necesario comunicar aquello que ofrece, sus proyectos, sus logros y las valoraciones que tiene los demás sobre usted o su compañía.

Aunque hay opiniones ya plasmadas en Internet, sobre usted, su producto o servicio, pueden llevarse a cabo acciones para mejorar su reputación digital.  En Top Position tenemos experiencia mejorando su reputación online. Lo hemos hecho con éxito en numerosas ocasiones y podemos probárselo.

Conseguir una correcta reputación digital requiere tiempo y dedicación. Nuestra gestión de reputación comienza con la recopilación de la información relacionada sobre su marca y continúa con un trabajo de seguimiento detallado para determinar si afecta o no su imagen o la de su empresa.

La reputación digital es un fenómeno social de percepción, que es dinámico porque está en constante cambio; comparativo con respecto a otras marcas y relativo a audiencias específicas. Por ello, en ciertos sectores puede tener una excelente imagen y en otro ser desconocidos. La reputación online engloba dos aspectos, que son complementarios:

  • Factores internos. Hace referencia a la percepción que tiene una empresa o persona sobre sí misma.
  • Factores externos. Es la información que aportan otros usuarios sobre su marca.

¿Cómo saber cuál es su reputación en el entorno digital?

Para conocer la opinión que tienen los usuarios sobre usted o su marca puede realizar una serie de consultas en los buscadores y fijarse en los resultados que aparecen en la primera página.

A continuación, algunos ejemplos de las búsquedas que puede hacer:

  • Nombre de su marca o persona.
  • Nombre del producto o servicio que ofrece.
  • Nombre del producto + opinión.
  • Nombre de su marca + opinión.
  • Palabras que estén vinculadas con su sector.

Factores que condicionan la reputación

Para que un profesional o una marca cuente con una buena reputación se deben dar lo siguientes factores:

  • Buena impresión y confianza en la marca.
  • Buenas valoraciones en los productos y servicios.
  • Visión de futuro.

En Top Position le ayudamos a gestionar su reputación digital, en caso de que exista información dañina para usted o su empresa en los resultados de búsqueda de Google, de otros buscadores o en las redes sociales. Para ello, llevamos a cabo las siguientes acciones:

  • Desarrollamos una estrategia para mejorar la imagen digital de su empresa y labores de defensa ante un ataque negativo.
  • Definimos el tono de los mensajes a publicar sobre su marca.
  • Elaboramos contenidos informativos, positivos y de calidad que ayudan a luchar contra una reputación digital negativa y que den respuesta a las preguntas más frecuentes de su comunidad online.
  • En dichos contenidos mostramos los valores, la integridad y la confiabilidad de su compañía.
  • Optimizamos las imágenes que utilice en las publicaciones.
  • Reforzamos sus perfiles sociales.
  • Monitorizamos y analizamos, de forma constante, los mensajes que recibe su marca. Tanto positivos como negativos.

Una campaña de reputación digital corporativa se realiza para conseguir tres objetivos:

  1. Identificar y medir las opiniones que se generan en Internet sobre su empresa, marca, productos y servicios.
  2. Minimizar la visualización de opiniones negativas sobre su marca, expuestas en los buscadores y en las redes sociales.
  3. Mejorar la reputación online de su marca.

Existen dos opciones para el manejo de reputación digital:

  1. Gestión preventiva. Se realiza a diario dejando una marca positiva sobre su empresa y siguiendo una sólida estrategia de comunicación. Para ello, se genera contenido que se difunde en blogs, redes sociales y perfiles profesionales.
  2. Gestión de crisis. Se lleva a cabo para resolver incidentes que perjudican su imagen o la de su compañía. En estos casos, se deben seguir acciones como las siguientes:
  • Generar contenido de valor.
  • Implementar acciones que ayuden a posicionar el contenido en los primeros lugares de los buscadores.
  • Medir la difusión del contenido.
  • Seguir a la marca y a los comentarios que se estén generando sobre ella.
  • Realizar una estrategia de enlaces o linkbuilding agresiva, pero teniendo en consideración cómo funciona el algoritmo de Google.
  • Crear entornos digitales asociados con la empresa, con direcciones URL que contengan el nombre de la marca.

Si surge un error que puede perjudicar su imagen o la de su marca, sin que llegue a convertirse en una crisis de reputación, recuerde que siempre puede rectificar, ofrecer disculpas y actuar de inmediato.

En Top Position, a la hora de gestionar su reputación digital o la de su empresa, tenemos en cuenta lo siguiente:

  • Somos transparentes. Mostramos información, a través de cifras, imágenes y textos explicativos, que comprueba que su producto o servicio es de calidad.
  • Respondemos de forma rápida y eficaz a los comentarios de los usuarios.
  • Mantenemos una actitud cercana con los usuarios.

Por otro lado, es importante estar alerta a tres elementos de los que depende la reputación digital de su compañía:

  1. Clientes insatisfechos. Es fundamental que sus clientes comprueben que las características de su producto o servicio son tal y como usted lo prometió.
  2. Productos defectuosos. Si un cliente detecta fallos en su producto o servicio podría obtener comentarios negativos en Internet que, de hacerse viral, desencadenarían una crisis de reputación.
  3. Mal uso de herramientas digitales. Es importante vigilar lo que publica en las redes sociales de su marca, sus newsletter y sus campañas de Mail Marketing. Hacer spam podría generar comentarios negativos por parte de sus clientes.

Reputación digital y redes sociales

La reputación online y las rede sociales deben trabajarse en conjunto. Estas últimas son consideradas una fuente de información y un recurso de consulta para los usuarios.

Para mejorar la reputación en redes sociales se deben tener en cuenta ciertas medidas que, le permitirá establecer vínculos personales con sus usuarios y modificar la percepción que puedan tener sobre su marca:

  • Interactuar de forma constante. Además de crear los perfiles en las redes sociales que mejor encajen con su marca, debe actualizar el contenido que allí se publique.
  • Utilizar un lenguaje acorde al público de su marca y que sea coherente con la imagen que ofrece su compañía fuera de la red. De esta forma, humanizará su marca y generará interacción.
  • Responder a los comentarios que dejen los usuarios, lo más pronto posible. Así, demostrará que se preocupa por sus clientes y que actúa con eficiencia en la resolución de conflictos.
  • Actúe con responsabilidad en las crisis.

Recuerde que, antes de crear un perfil en una determinada red social debe evaluar si tiene contenido de valor para cada una de ellas.

Twitter

Al ser una de las redes sociales más importantes a nivel de reputación digital es importante participar, aportar y establecer conversaciones con otros usuarios del sector. Para que consiga mayor difusión de su contenido, debe compartir mensajes útiles y originales.

Linkedin

Linkedin es la red más importante a nivel profesional. Si decide estar en ella, es imprescindible contar con una foto adecuada y tener un currículo actualizado. Otras actividades que mejorarán su perfil y, por consiguiente, su reputación online son las siguientes:

  • Participación en grupos de Linkedin para obtener visibilidad.
  • Pedir recomendaciones.
  • Aumentar el número de valoraciones de sus aptitudes.
  • Publicar artículos y estados.
  • Comentar los estados de otros usuarios.

Facebook

Si decide crear una página en Facebook, debe gestionar, de forma adecuada, la privacidad de su cuenta. En ésta debe compartir publicaciones, de manera constante, que aporten algo a sus seguidores.

Web personal

Una de las mejores estrategias para mejorar la reputación personal de un profesional es contar con una blog o web personal que, además, esté bien posicionada en los buscadores. Para ello, se debe desarrollar un plan de contenidos que se publique con frecuencia. Por otro lado, es una opción ideal para poner en marcha otras estrategias de marketing.

Reputación y confidencialidad

Somos muy cuidadosos en temas relacionados con la confidencialidad de los clientes o marcas a los que les gestionamos la reputación digital, porque somos conscientes de que para ellos es un tema importante.

Si quiere solicitar un presupuesto o informarse sobre reputación online le invitamos a contactarnos.

En Top Position le ayudamos a gestionar su reputación online, en caso  de que exista información dañina para su reputación en los resultados de búsqueda de Google, de otros buscadores o en las redes sociales.

Si quiere solicitar un presupuesto o informarse sobre reputación online le invitamos a contactarnos.